Editoriales / Aleatoria.

El origen del bisonte o búfalo americano y la historia de una infamia (I)

A la ciudadanía

MANUEL VALENCIA CASTRO, , actualizada 07:13 🕚

Hace algunos días se difundió información en redes sociales y medios de comunicación acerca de la cacería de bisontes americanos en un predio ubicado en el estado de Coahuila, lo que suscitó controversia ya que es una especie en peligro de extinción, surgiendo preguntas como: ¿De dónde vinieron? ¿Desde cuándo están aquí? Y ¿cómo es que se les ha llevado al borde de la extinción? Hasta hace poco tiempo se desconocía mucho sobre esta magnífica y noble especie, particularmente en torno a su origen o genealogía se había construido una larga controversia debido a que los registros fósiles de diferentes partes de Norteamérica no concordaban entre sí.

El misterio de la fecha de su llegada a Norteamérica se aclaró apenas hace cuatro años (2016), cuando ya había tomado la especie un nuevo aire y quizás salvada de la extinción. Si, tuvieron que desarrollarse nuevos método y técnicas en el contexto de la ecología y la antropología para datar los yacimientos fósiles de bisontes.

Los equipos de Beth Shapiro, de la Universidad de California en Santa Cruz, Estados Unidos, y Duane Froese, de la de Alberta en Canadá, utilizaron nuevas técnicas para la extracción de ADN antiguo y secuenciaron los genomas mitocondriales de más de 40 bisontes, incluyendo los dos más antiguos de entre todos los encontrados hasta ahora. Comparando estos genomas con otros de animales siberianos y norteamericanos, se han clarificado las partes más antiguas del árbol familiar del bisonte (revista científica PNAS, número 113, volumen 29, 2016).

El enfoque filogeográfico usado en esta investigación permitió afirmar que el bisonte entró a Norteamérica por el corredor conocido como Puente de Tierra de Bering, que se formó durante las eras glaciales, cuando buena parte del agua en el planeta se integra en los glaciares continentales en crecimiento, lo que hace que el nivel del mar sea mucho más bajo que el actual.

Además, de acuerdo con los investigadores antes citados, los usos hipotéticos del corredor incluyen: la primera expansión de humanos desde Beringia hacia las Américas y el uso continuo del corredor como ruta de contacto entre el norte y el sur. Sobre cuándo y cómo se utilizó este corredor, el equipo de Shapiro, mediante el uso de fechas de radiocarbono y ADN mitocondrial antiguo de fósiles de bisontes, determinó que la entrada de rebaños de bisontes y de múltiples grupos humanos, ocurrió hace 130,000 o 195,000 años y no como se creía antes, millones de años atrás.

Los rebaños de bisontes que llegaban desde Asia a través del Puente de Bering o como también se le conocía de Beringia, encontraron en América un manjar de pastos tiernos y jugosos, en una gran extensión de terreno conocida hoy como las grandes planicies o las grandes llanuras de Norteamérica. De esta manera poco a poco se fue dispersando en lo que constituye el hábitat del bisonte americano: en los valles fluviales, en las praderas y las llanuras, especialmente en pastizales abiertos o semiabiertos con abundancia de artemisa, las tierras semiáridas y los matorrales. Algunas áreas ligeramente arboladas también son históricamente conocidas por haber servido de hogar al bisonte.

La disponibilidad de comida y la escasa extracción por cacería de humanos u otros depredadores, que siempre encontró en su largo peregrinar desde Canadá hasta México, y luego de regreso (los movimientos históricos del bisonte, cuando enormes manadas de cientos de miles de animales vagaban por las Grandes Llanuras), comían mientras andaban, cortando la hierba hasta la cubierta y fertilizando el suelo. Luego avanzaban, a veces sin regresar por varios años, lo que permitía que las hierbas se recuperaran y generaran nuevos brotes), estimuló el crecimiento de la población de bisontes, para 1700, según la fuente vagaban por las grandes llanuras, entre 30 y 60 millones de bisontes. Sin embargo para el año de 1893, ya solamente quedaban un poco más de 1000 bisontes ¿cuál fue el motivo de tamaña matanza?¿fueron las Naciones Nativas o el hombre blanco conquistador? Lo abordaremos en la siguiente colaboración.

Editoriales, A la ciudadanía

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Editoriales