Editoriales / Aleatoria.

Prevenir y atender los factores de inseguridad

Con México en la mente

HÉCTOR SÁNCHEZ GUTIÉRREZ (*), , actualizada 08:29 🕚
Prevenir y atender los factores de inseguridad

La autoridad debe asumir como su responsabilidad todos los temas que los ciudadanos perciben como merecedores de atención pública.

Y para hacer frente a la situación en materia de seguridad, se debe privilegiar una estrategia que se articule a partir del proyecto de nación definido en la Constitución; "la visión del Ejecutivo en materia de seguridad del Estado"; los objetivos tutelados por la Constitución, que son mantener la integridad, estabilidad y permanencia del Estado.

Adicional al empleo de las Fuerzas Armadas y la operación policial, se requieren estrategias complementarias que brinden "oportunidades de desarrollo" a la población y coadyuven a la creación de una cultura de respeto, orden y legalidad.

Reducir los índices de inseguridad y fomentar el crecimiento del país es un asunto de transformación cultural, fincado en la "actuación del individuo" conforme a la legalidad dentro y fuera del Gobierno, tanto por formación, por conocimiento de la innegable aplicación de la ley y "un deseo irrefrenable por superarse y lograr su autorrealización".

Los factores institucionales de inseguridad siguen siendo: corrupción, impunidad, falta de coordinación, debilidad de las instituciones, actualmente tan denostadas, marco jurídico sin enfoque adecuado y la siempre presente coyuntura política.

Y, los factores sociales: la falta de condiciones para el desarrollo humano y la nula "atención real" del bienestar permanente de los individuos.

Todas las instancias del Estado, particularmente las de Gobierno, tienen la responsabilidad de atender y subsanar los factores antes mencionados.

Mediante la transversalidad de los organismos de la administración pública federal, que atienden seguridad, justicia, salud, desarrollo, economía, bienestar..., las de municipios libres por su mayor contacto con la población y los estados libres y soberanos del Pacto Federal.

La tarea es identificar las áreas estratégicas geográficas y temáticas más sensibles en el país; diseñar estrategias no coercitivas basadas en la educación, la cultura, el deporte, los valores y la identidad nacional; elaborar programas; evaluar los resultados de estos programas en la disminución de índices antisociales; proponer acciones que vinculen resultados-disminución de índices de inseguridad y crecimiento nacional; promover una cultura de la legalidad.

La convivencia sana de los mexicanos alcanza niveles preocupantes, impactando negativamente en la unidad y desarrollo del país, consecuentemente en el bienestar de los individuos.

La búsqueda de responsables y la cómoda de señalar culpables del pasado es innecesaria; "la autoridad solo será calificada por sus resultados".

Desde la perspectiva del desarrollo y la seguridad humana, es conveniente enfocar los programas de prevención y fomento de la cultura de la legalidad, en acciones de carácter social, articulando y apoyando los programas aplicados por cada entidad federativa, "para eso es el federalismo".

Es fundamental "crear las condiciones" que permitan construir un escenario propicio para el desarrollo humano y la autorrealización del individuo.

Donde los objetivos específicos sean: disminuir los factores de riesgo desde el hogar, la escuela, el trabajo y la comunidad; "involucrar" a la ciudadanía en asegurar su convivencia sana con el respeto mutuo y una cultura de la legalidad; alinear las actividades y esfuerzos de las entidades federativas organizadas y coordinadas entre sus dependencias, municipios, la población, la academia y los diferentes actores sociales; fortalecer la empatía entre ciudadanos y las autoridades de todos los niveles, sin importar género o cuerpos de creencias; "todos" somos ciudadanos mexicanos.

Las vertientes de la estrategia deben orientarse hacia: actividades de carácter general para saneamiento social actual, que evite o reduzca la incidencia del fenómeno antisocial; enfoque sobre la célula básica que sienta las bases de la salud, fortaleza y permanencia de toda sociedad, que es la familia; atención a grupos sociales que debido a su contexto social y geográfico son susceptibles de cometer faltas y delitos, "apoyándolos en su autorrealización"; la protección y superación de la población actual de jóvenes, garantizando el desarrollo humano de las próximas generaciones; legitimando y dignificando la actuación de la autoridad.

Formar ciudadanos con capacidad de valerse por sí mismos y alcanzar con esfuerzo su realización como ser humano capaz y productivo, garantiza la permanencia del México vigoroso que anhelamos.

En seguridad nacional: construir, fortalecer y emplear el poder del Estado para alcanzar los objetivos nacionales,

Solo se puede conseguir, identificando y categorizando las necesidades del individuo, convirtiéndolas en indicadores para el diseño de estrategias.

* El autor de esta colaboración es General de División Diplomado de Estado Mayor y Maestro.

Prevenir y atender los factores de inseguridad
Prevenir y atender los factores de inseguridad

Editoriales, Con México en la mente

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Editoriales