Nosotros / Aleatoria.

Amores imposibles...

CARIÑOTERAPIA

VANESSA BARDÁN PUENTE, , actualizada 10:36 🕚
Amores imposibles...

Hablemos de esos amores imposibles... todos esos amores que, por x, y, o z no pudieron ser, esas historias que muchos tenemos dignas de telenovela, esas que con solo contarlas de nuevo dan ganas de tomarse un tequila, escuchar a José Alfredo y sacar cosas que solo pesan en el alma. Amores imposibles, esos que se enamoran como el sol y la luna aun sabiendo que nunca podrán estar juntos, esos que nos lleva toda la vida el poder olvidarlos, esos que solo existen en tu corazón y no en tu vida, esos que nunca encuentras la respuesta de tantos "porqué" ¿Quién no ha tenido alguno? Seamos sinceros, quien no recuerda en alguna de las 365 noches aquellos besos que nos han dejado plantada una sensación de eternidad entre suspiros, ¿cómo olvidar al que despertó emociones inesperadas? ¿quién no le ha rezado fervientemente a Santa Martha Patrona de los imposibles? ¿quién no ha amado personas que jamás serán suyas? ya sea porque han sido burladas por ellas, porque la muerte les ha llegado, porque sus padres no dieron permiso de andar con el chico en la secundaria, porque vivían en ciudades distintas, por destiempo o quizá, por no haber tenido la valentía para decir va "yo también me la juego". Amores imposibles que nunca terminan de aterrizar, a veces, relaciones toxicas y destructivas, relaciones en donde ya no están creciendo juntos ni se están ayudando, caminos paralelos que se separan cada vez más y nos desconectan, hacen huecos que nos avisan que esto no va por ahí. ¿Quién no ha sentido la frustración del el ave y el pez? que pueden enamorarse, pero ¿dónde diablos van a vivir? Nadie nos enseñó o nos dijo que había historias de amor que, a pesar de todo el esfuerzo, todo el corazón y todas las ganas que le echaras, no iban a resultar, eso no se nos dijo, pensábamos que, si había amor, iba a haber un "felices para siempre", si había amor, se iba a encontrar la forma de estar. Es peligroso cuando tus expectativas son demasiado elevadas o tu pareja ideal tan perfecta en tu imaginación. La realidad es que solo unos pocos parecen haber encontrado al hombre o la mujer de sus sueños y que abundan las parejas infelices, quien come cuentos de hadas termina vomitando realidades. Podrías intentar enseñarle a ladrar a un gato y obtendrías el mismo resultado, puedes intentarlo una y otra vez y al final el gato terminará diciendo "miau", desear que la realidad sea diferente de lo que es, es un deseo imposible de satisfacer. La verdad es que hay relaciones buenas que terminan y relaciones malas que duran a través de los años. La verdadera prueba a superar es no perderte a ti mismo, elegirte a ti, elegir tu dignidad y tu paz, convertirte en tu mejor y más amoroso aliado, el que sabe tomar las mejores decisiones, que, aun siendo dolorosas, son las más saludables. Todos nos merecemos un amor disponible, reciprocidad, una pareja que esté presente, que te escoja, que nos ame bonito, con respeto, donde todo sea mutuo. Por una historia de amor consciente vale la pena luchar, cuando está disponible, cuando es un gusto y un placer. La única forma de salir es atravesar juntos, moverse con la ola, aprender a surfear, el amor es más de lo que nos han contado, todos esos cuentos del "amor de tu vida" "almas gemelas" "el hilo rojo que nunca se rompe", "vivieron felices para siempre". El regalo mayor que Dios nos dio, es el poder de decidir, decide resignificar todas tus creencias del amor, evita amar a alguien hasta que no hayas aprendido a amarte a ti mismo. La vida es así, se gana se pierde, nada es para siempre, ni las relaciones ni las personas, la única manera de vivir en la utopía es dentro del vientre de mamá, en donde todavía no conocemos ni el día ni la noche, ni el frío ni el calor, ni el hambre ni la necesidad. Ese es el cierto anhelo que perdura toda la vida, que todo sea "perfecto": que nada me moleste, que nadie me contradiga, que no sucedan cosas que no me parecen correctas... pero la realidad no es así, todo suma a la experiencia, solo aceptando, trascendemos nuestra realidad. Detente y deja ir las historias de lo que pudo haber sido, pon un alto a la idealización constante de lo que nunca fue, aterriza lo que es en el ahora, en lo que hay, a veces le damos más peso a la historia que nos contamos que a la realidad. Si quiero que me deje de doler, tengo que dejar ir esta historia que me está haciendo tanto daño, aceptar, soltar, agradecer la experiencia, dejar ir un ideal imposible es una prueba de amor, a veces no todo se resuelve quedándose, a veces el amor y las ganas no son suficientes. A veces el acto de amor es quedarte, construir, perdonar, reparar. A veces un gran acto de amor es dejar ir, cuando no empatan los caminos y no por eso amas menos, hay muchos factores que influyen para que se dé una relación, no solo el amor y se nos puede ir la vida tratando, a veces lo indicado es irte ante antes de que te hagan daño, el corazón se lo rompe uno mismo. Ama en libertad, aceptando, dejando, respetando su decisión, sin mover, manipular o provocar, "elijo que tu decidas tu propio camino" y agradece la experiencia, siempre van a ocupar un lugar en tu corazón como parte de tu historia. Nunca es un fracaso, si aprendiste la lección, has ganado mucho más de lo que hayas perdido. Utiliza ese inmenso dolor de corazón roto, para escribir libros, canciones o poemas, dejar de cargar la angustia de lo que no fue ni los hubiera. No te sientas insuficiente, siempre va a haber un beneficio de no estar con esa persona, atrévete a vivir nuevas historias, nuevos comienzos, soltemos esas historias que nos hacen daño, es fuga de energía., cuando dejas de perseguir las cosas equivocadas, la correcta llega y te atrapa.

Amores imposibles...
Amores imposibles...

Nosotros, CARIÑOTERAPIA

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Noticias más leídas

Noticias recientes

Más notas de Nosotros