Nosotros / Aleatoria.

El misterio de la psicopatía

Cariñoterapia

VANESSA BARDÁN PUENTE, , actualizada 09:54 🕚
El misterio de la psicopatía

Dejamos en claro, que los psicópatas pueden ser él o ella... La psicopatía es un trastorno gravísimo de las emociones y los sentimientos.

Desde el punto de vista energético, estos seres tienen lo que se llama la marca de la bestia, un bloqueo en sus tres primeros chakras (raíz, sacro y plexo solar), lo cual impide el acceso al corazón, la verdad, la visión y la espiritualidad. En su psique, no hay emociones humanas desarrolladas, no conocen ni comprenden los estados emocionales, está alterado su razonamiento y su juicio, actúan para obtener lo que les plazca, sin que los daños que haya que infligir les incomoden, estas personas, desafían a todos, quieren hacer lo que desean a toda costa, sin que les importe la vida o la felicidad de quienes se vean afectados por sus actos, se conducen de modo cruel y desafiante, oponiéndose a normas morales básicas de la sociedad como la honestidad, la reciprocidad o el compromiso.

Muestran ausencia de remordimientos o sentimientos de culpa, están inhibidos para sentir emociones sociales o humanas fundamentales, fríos, desconectados y con falta de sentido común.

Se encuentran imposibilitados de sentir afecto auténtico por cualquiera, como si fuera difícil o imposible considerarse un ser humano cabal.

Cuando un psicópata se hace visible es por la sorpresa y brutalidad de sus actos, pero el gran problema no son los que salen a la luz, si no los que siguen entre las sombras, los que pueden camuflarse de manera perfecta, los que están cara a cara entre nosotros y participan en nuestra vida, los que maltratan, acosan, agreden y abusan de otros. Puedes tenerlos como pareja, como compañeros de trabajo, como jefes, dentro de tu familia, en la sociedad o dirigiendo a todo un país.

Al vecino podemos verle la cara, pero no podemos ver dentro de su corazón, pueden parecer tipos normales, bellos y simpáticos, pero el tenerlos cerca se convierte en una grave amenaza para nuestra estabilidad emocional, nuestras finanzas y el orden de nuestro mundo, incluso de nuestra vida.

Para muestra basta un botón, todos estamos atentos al juicio de Johnny Deep, quien tuvo de pareja a una psicópata integrada (una de cada siete mujeres son psicópatas).

Amber, durante su relación mostró dureza emocional, emociones huecas, falta de empatía, mentiras, chantaje, robo, engaño, arrogancia, violencia, controladora, dominante, narcisista y manipuladora, comportamientos impulsivos, sin remordimiento y primitivos (como defecar en la cama).

Hasta fingió tener los mismos gustos e intereses, adoptó un papel conveniente para hacerlo creer que era su alma gemela, sin embargo, si te golpean vas a la policía, no le pides dinero con tus abogados, eso se llama extorsión. Estas personas pueden simular que nos aman, nos aprecian, que creen en las leyes de Dios y que tienen interés en ayudarnos y servir a la comunidad.

Tienen la capacidad de fingir lo que no se es, de aparentar propósitos y emociones que no poseen, son un camaleón humano, no pueden establecer relaciones auténticas, simulan lo que hacen, buscan controlar y dominar a las personas y los sitios en los que se mueven.

Tenerlos cerca agota emocionalmente, desmotivan y te llevan a vivir en caos. Por otro lado, hay psicópatas criminales, como los asesinos en serie, ellos se mueven entre la violencia más brutal, hasta el maltrato y la manipulación más sutil, estos personajes son incapaces de amar, lo peor es que, a veces llevan una máscara de normalidad. Espiritualmente son enfermos absolutos, sentir placer con el dolor ajeno es un signo de enfermedad del alma, son seres malvados con pobres raíces espirituales, superficiales y sin ninguna inquietud profunda que no sea satisfacer sus deseos primarios y egoístas, demonios de carne y hueso.

Artistas geniales como Picasso hicieron sufrir a mucha gente, pero su arte logró que esos impulsos se canalizaran hacia algo productivo, obtuvieron el control y dominio de sus ambientes porque fueron admirados y respetados. Lograr que los psicópatas integrados se sientan valorados socialmente, establecer normas que faciliten el control personal y buscar ayuda profesional son estrategias que pueden beneficiar y prevenir situaciones, aunque lo mejor es que si te das cuenta que tienes uno a tu lado te alejes lo más pronto posible, no te aferres a quien no le importas y establece contacto cero.

Cómo le dijo Johnny a Amber: "yo no te odio, porque el odio es un sentimiento y yo no siento nada por ti" ... un psicópata no soporta la indiferencia, porque el rencor duele menos que el olvido...

El misterio de la psicopatía
El misterio de la psicopatía

Nosotros, CARIÑOTERAPIA

Noticias relacionadas

Comentarios

Identificarse con

Facebook Google

Hola

aún no hay comentarios

Es tendencia

Noticias recientes

Más notas de Nosotros